logo
home
quienessomos
ejemplares
garnevgoldenenelmundo
novedades
historiaestandardelaraza
contacto
     
historiayestandardelaraza
     

HISTORIA DE LA RAZA.

En 1860, Sir Dudley Majoribanks visitó un circo en Brighton, Inglaterra, y tuvo la oportunidad de ver lo antecesores del Golden. El circo utilizaba un grupo de perros rusos. Las hazalas que conseguían estos perros le impresionaton de tal manera, que después de la función se acercó al adiestrador ruso y le propuso comprar una pareja. El adiestrador rehusó vender un par, alegando que echaría a perder su actuación. Sir Dudley, sin embargo había quedado tan impresionado de los animales que se ofreció a comprar a los ocho perros que formaban el grupo. Este argumento acabó convenciendo al adiestrador, que finalmente optó por aceptar.

Fue una compra afortunada, ya que ahora disponía de varios ejemplares y diversidad de líneas de sangre para intentar sus cruces. Estos perros fueron Russian Tracker. Procedían de una antigua raza que había sido utilizada para diferentes actividades en la Rusia asiática. Una de las principales tareas que se les asignaba era la de guardar rebaños de ovejas resistiendo las condiciones climáticas de los duros inviernos de las montañas del Cáucaso.

El Russian Tacker era mucho más grande que su descendiente, el Golden Retriever. La raza original medía unos 76 cm a la cruz y pesaba más de 45 kg. Sir Dudley llevó estos perros a su casa, rodeado de un bosque poblado de ciervos en Guisachan, en el condado de Inverness, Escocia. Durante diez años fueron cruzando estos perros sin utilizar sangre de otros grupos. Como los ocho perros originales eran de mayor tamaño, muchos cazadores los consideraron demasiados voluminosos así que Sir Dudley en 1870 decidió cruzarlos con Bloodhound. Hasta ahora es el único cruce perpetuado. Esto consiguió reducir el tamaño al actual, incrementando la capacidad de rastreo y consiguiendo un pelaje de textura mucho más fina y ligeramente oscuro.

 

 

DESCRIPCION DE LA RAZA.

                El estándar de una raza es el criterio por el cual se somete a valoración objetiva el aspecto de un perro determinado (y hasta cierto punto su carácter). Básicamente, el estándar de cualquier raza es una definición del perro perfecto, con el cual se comparan todos los ejemplares de la raza. El grado de excelencia de la apariencia de un perro determinado está en proporción directa  a lo bien que se adapte a los requisitos de su raza. Por supuesto, interviene cierta evaluación subjetiva, debido a la  redacción de las mismas normas y a los factores implicados en la apreciación y el juicio humano.

 

 

ESTANDAR RACIAL.

ASPECTO GENERAL. Es un perro activo, potente, simétrico, ni demasiado corto ni de patas demasiado largas. Posee una expresión afable y posee una personalidad alerta, digno de confianza, Principalmente es cazador, por lo que debería ser exhibido en condiciones de trabajo duro. Debe darse más énfasis a su aspecto, equilibrio y marcha que a cualquier otro componente.

CABEZA. Cráneo ancho, lateral y longitudinalmente arqueado sin prominencia de los huesos frontal (frente) o del occipital.  El stop bien definido sin ser abrupto. Frente profunda y ancha casi tanto como el cráneo. Perfil del hocico recto, conectado suavemente aunque de forma compacta con el cráneo; tanto si se observa desde el lado como desde arriba, ligeramente más profundo y ancho a nivel del stop que en el extremo (trufa). Aunque no se aconseja, está permitido recortar los bigotes.

OJOS. Expresión amigable e inteligente, de tamaño medio-grande con márgenes oscuros y ceñidos al globo ocular, separados y hundidos en las órbitas. El color es preferiblemente marrón oscuro aunque se acepta un marrón claro medio. Ojos inclinados y estrechos o triangulares con una expresión diferente se considera un defecto. No debe aparecer parte blanca del ojo cuando lo miramos de frente. Deben ser excluidos de concurso los perros que muestren signos de defectos funcionales, de los párpados o pestañas (como por ejemplo trichiasis, entropión, ectropión, o distichiasis).

DIENTES. Mordida en tijera (cierre de la boca en tijera), es decir la parte externa de los incisivos inferiores contacta con la parte interna de los incisivos superiores. El branquignatismo (maxilar superior muy por delante de la mandíbula inferior) y el prognatismo (mandíbula inferior muy por delante de la superior) son defectos descalificadores. No se desea una mala alineación de los dientes (colocación irregular de los incisivos) o una mordida o cierre nivelados (los incisivos coinciden unos con otros), aunque no debe ser confundido con el prognatismo o el braquignatismo.

TRUFA. Negra o marrón negruzco, aunque en algunos climas fríos puede haber una pequeña sombra clara. Es un defecto la trufa de color rosado o con una importante falta de pigmentación.

OREJAS. Más bien cortas y con el margen frontal bien unido por detrás, justo por encima del ojo y en contacto con los pómulos. Cuando apuntan hacia adelante, la punta de la oreja debería cubrir el ojo. Una inserción baja, tipo Hound es un defecto.

CUELLO. Longitud mediana, uniéndose gradualmente con los hombros, dando un aspecto de robustez y musculado. Cubierto de un pelaje denso.

CUERPO. Bien proporcionado, corto, hundiéndose en el pecho. El pecho entre las extremidades anteriores debe ser ancho como el puño cerrado de una persona, estando la parte anterior más desarrollada. El pecho se extiende hacia el codo. Las costillas son largas y elásticas sin adoptar la típica forma de barril, extendiéndose hacia las extremidades posteriores. Flanco corto, musculado, ancho y profundo, y con cierta elevación. Dorso fuerte y recto nivelado, desde la cruz a la grupa que desciende ligeramente, tanto de pie parado como en movimiento. Se consideran defectos un tórax estrecho, plano y pecho poco profundo, dorso inclinado o desviado, grupa excesivamente elevada o empinada.

Extremidades anteriores. Musculadas. Bien proporcionadas con respecto a las posteriores y con libertad de movimientos. Escápulas largas y bajas con la parte más distal próxima a la cruz. Los antebrazos son casi de la misma longitud que las escápulas, apuntando los codos hacia los extremos superiores de las escápulas, apuntando los codos hacia los extremos superiores de las escápulas y en contacto con las costillas sin movimiento. Las extremidades anteriores vistas de frente, son rectas con una buena osamenta, pero con elegancia. Metacarpos cortos y fuertes, ligeramente inclinados aunque sin indicios de debilidad.

Extremidades posteriores.
Anchas y musculadas. El perfil de la grupa ligeramente inclinado, con un ángulo ligeramente más marcado a nivel de las caderas (aproximadamente unos 30° desde el horizontal). En posición quieto de pie, el fémur se une a la pelvis formando un ángulo normalmente de 90°; babillas robustas, corvejones bien tirados hacia atrás con metatarsos cortos y fuertes. Extremidades rectas cuando se miran desde atrás. Se consideran faltas los corvejones de vaca, o muy separados o arqueados.

PIES. De tamaño medio, redondos y compactos. Almohadillas gruesas. El exceso de pelo puede ser recortado dando la forma y contornos naturales. Aunque pueden dejarse, los espolones suelen ser extraídos. Son defectos los pies de liebre o dedos muy separados.
Cola. Buena inserción, base ancha y fuerte, siguiendo la línea natural de la grupa. La cola llega hasta los corvejones pero no por debajo. Se mueve con porte alegre, recta o con cierta curva hacia arriba, nunca en forma de bucle sobre el dorso o entre las piernas.

CAPA. Densa, impermeable al agua y con un tupido subpelo. La capa externa  debe ser firme y resistente, ni áspera ni sedosa, en contacto con el cuerpo; puede ser lisa o ligeramente ondulada. Algo más larga en la parte trasera de las extremidades anteriores, dando al aspecto de flecos o de “penachos”; en el cuello, parte trasera de los muslos y debajo de la cola, mucho más densa y larga. El pelo en la cabeza y en la parte anterior de las patas es corto y uniforme. No se aceptan ni pelajes excesivamente largos, separados, lacios o muy suaves.

El pelaje de los pies deberían ser recortado y los pelos más tiesos, arreglados, aunque el aspecto natural del pelaje con su perfil externo no debe ser modificado ni con cortes ni afeitado.

COLOR. Varios tonos de dorado luminoso, Los flecos pueden ser más claros que el resto de la capa, Con la única excepción de la presencia de pelos grises o blanquecinos en la cara o cuerpo debido a la edad, cualquier marca blanca que no sea unos pocos pelos en el pecho, debería ser penalizada de acuerdo con si extensión. Tonos más claros no deberían ser confundidos con marcas blancas. No son deseables ni capas extremadamente pálidas por todo el cuerpo ni excesivamente oscuras. Cierta flexibilidad debe darse en cachorros de capas claras que muestren signos de una tendencia a oscurecerse con la madurez.

Faltas graves son cualquier zona negra u otro color diferente del dorado.

Marcha. Cuando trota, la marcha es suave, potente, libre y bien coordinada. Observando desde cualquier punto, las patas no deberían girar hacia ningún lado, ni cruzarse ni inferir un pie con otro. A medida que la velocidad aumenta, los pies tienden a converger hacia el centro de la línea de equilibrio. Se aconsejan que en concurso los perros sean exhibidos con correa holgada con el fin de reflejar su verdadera marcha.

Tamaño. Los machos entre 58 y 61 cm en la cruz. Las hembras entre 54 y 57 cm. Deberían ser proporcionalmente penalizados los perros con dos centímetros por encima o por debajo del tamaño estándar. Desviaciones en la altura en más de 2 cm del estándar son motivo de descalificación. La longitud desde el esternón hasta el punto exterior de los muslos es ligeramente superior a la altura a la cruz siguiendo la proporción 12:11. Pesos: machos entre 29 y 34 kg, hembras entre 24 y 29 kg.

Temperamento. Amistoso, digno de confianza, fiel. Un espíritu pendenciero, hostilidad hacia otros perros, o muestras de timidez o nerviosismo en situación normal, no son acordes con el carácter del Golden Retriver. Dichas acciones deberían ser castigadas de acuerdo con su importancia.

Defectos. Cualquier desviación de lo descrito anteriormente debería ser considerado como defecto en el grado con el que interfiera con el estándar de la raza o contrario al carácter de la misma

Descalificaciones. Tamaños de más de 2 cm por encima o por debajo del estándar de la raza.

 

Bibliografía.
Manual Práctico del Golden Retriever.